My Talking Angela

My Talking Angela

Disfruta de un gato sin cambiar la caja de la arena

Los gatos son fantásticos pero pueden ser un problema. Dejan pelo por todos lados y están todo el rato maullando para pedir comida, por no hablar de la afición que tienen por destrozar tus muebles mientras duermes. Ver descripción completa

PROS

  • Bonita estética
  • Álbum de cromos
  • Minijuegos divertidos
  • Angela tiene personalidad

CONTRAS

  • ¡Queremos más minijuegos!
  • Tareas monótonas

Bueno
7

Los gatos son fantásticos pero pueden ser un problema. Dejan pelo por todos lados y están todo el rato maullando para pedir comida, por no hablar de la afición que tienen por destrozar tus muebles mientras duermes.

My Talking Angela ofrece todos los beneficios de tener un gato de verdad pero sin sus inconvenientes. Es una mascota virtual al estilo de My Talking Tom a la que debes alimentar, cuidar, limpiar vestir y jugar.

Diversión felina con Angela

Hay muchas razones por las que encariñarse con My Taking Angela. La más obvia es el concepto de mascota virtual, que incluye lo que te puedes imaginar: hacerle carantoñas, alimentarla, ducharla y ponerla a dormir. Estas partes las hemos visto ya miuchas veces, pero están bien integradas en la app para que tardes en aburrirte.

Pero además de cuidar a la gatita, puedes hacer otras muchas cosas en My Talking Angela. Encontrarás muchos mini juegos muy divertidos como Rompe Ladrillos, Torre de maletas, y Puzzles (una especie de Tetris). Estos juegos son muy sencillos de jugar y muy adictivos. Su único contra es que tu progreso no se salva cuando los cierras.

Otro aspecto interesante de My Talking Angela son los packs de cromos que desbloqueas subiendo de nivel y realizando tareas. Cada uno de estos packs contiene pegatinas que puedes colocar en un álbum virtual. Incluso puedes cambiar cromos con otros jugadores, por lo que resulta una característica de lo más original dentro de este tipo de apps.

Pero si un aspecto de My Talking Angela llamará especialmente la atención de las niñas es la posibilidad de cambiar de ropa a la gatita y decorar la casa. Las prendas de ropa y los objetos pueden comprarse con el dinero del juego, que se consigue subiendo de nivel a Angela, jugando a los minijuegos y, por supuesto, pagando dinero real.

Como en Talking Angela y el resto de juegos “Talking” de Outfit 7, aquí también puedes hacer que Angela repita con su voz felina todo lo que dices. Además, podrás grabar la pantalla y compartir con tus amigos el vídeo resultante.

Una gatita muy expresiva

My Talking Angela es extremadamente sencillo de jugar, haciendo que sea una app ideal para niños, incluso para los más pequeños. Todos los menús del juego son explicados la primera vez que usas la app, los controles de los minijuegos son muy simples y los menús grandes y muy ilustrativos.

Cuando realices determinadas tareas, el objeto necesario se resaltará para que sepas que debes usarlo. Por ejemplo, cuando estás enjabonando a Angela la ducha se iluminará para que sepas que es el momento de aclararla. Se trata de una característica muy sutil para saber qué toca hacer después.

El diseño de My Talking Angela es muy agradable. En la app predomina el color rosa y el personaje de Angela es tremendamente expresivo; con sus movimientos de ojos y los sonidos qué hace detectarás su estado de ánimo. Eso sí, la música de los minijuegos resulta pesada y se te acaba metiendo en la cabeza.

Perfección gatuna… para algunos

Está claro que My Talking Angela no es para todo el mundo. Sus tareas pueden resultar cansadas para los jugadores que busquen más acción; en ese caso, evita esta app.

Ahora bien, para algunos otros, especialmente niños pequeños, My Talking Angela es una forma sana de diversión y una manera entretenida de aprender cómo cuidar de una mascota.

My Talking Angela

Descargar

My Talking Angela